Cosas que no sabias de las strippers

Según dicen la prostitución es la profesión más vieja del planeta, pero también se puede decir que es la segunda más vieja - todo depende de precisamente de cuando los primeros humanos decidieron que las personas debían pasear sus cuerpos atractivos e ir totalmente desnudos al viento. Tan pronto como la ropa se transformó en algo obligatorio, las personas sacaron partido de ella y empezó un mundo nuevo abierto a muchas posibilidades. 

Mas pese a la herencia honorable de esta carrera y la omnipresencia absoluta de los clubes de striptease en nuestros paisajes urbanos modernos, la mayor parte de la gente sabe poquísimo sobre las realidades de bailar desnuda o desnudo por dinero. Hablando con un grupo de strippers de distintos clubs nos contaron sus experiencias personales y sin duda la mayoría de nosotros no tenemos ni idea de cual es su día a día...

Los clientes de los club de streptease pueden llegar a ser muy peligrosos, hay hombres que directamente sacan sus pollas fuera o se quitan los pantalones pensando que están en un prostíbulo. Están acostumbradas a tratar con ellos, pero es muy frustrante saber que ellos se creen con todos los derechos del mundo por el simple hecho de pagar y que esas mujeres están allí para complacerles en todo lo que les pidan. Ni mucho menos, si quieres una prostituta hay otro tipo de locales para que sacies tus instintos sexuales.

Sí, es cierto que las mujeres que están pdispuestas a enseñar sus cuerpos sin vergüenza delante de una multitud de tíos salidos se exponen a cosas como estas, por lo tanto también es comprensible su reacción y es por ello que tienen que tener un cierto tacto a la hora de pararles los pies. Una de las frases preferidas de los clientes es la siguiente: "Si pago para poder ver su cuerpo, también debería tener un acceso total a él, con independencia de otros factores". Realmente ellos creen que dentro del juego está sacarse la polla y masturbarse y lo gracioso es que piensan que a todas les gusta esto, aunque la realidad es que seguramente solo 1 de cada 100 disfrute de ello.


Entre los strippers hablan a menudo y cuentan sus experiencias y todos coinciden en que esta actitud es generalizada, por tanto, esto quiere decir desgraciadamente que las mujeres que trabajan en clubes de streptease van a ser ser agredidas en algún momento de sus carreras. Los estudios confirman al cien por cien que esto es totalmente real.

Las estadísticas no siempre aciertan y en general son muy relativas, pero si hay datos contundentes que afirman que los camioneros con bigote y gorra con visera de béisbol son los que más atacan a estas chicas, el 71 por ciento de las chicas dicen que este es un perfil de hombre que casi siempre intenta tener sexo con ellas y el resto del 29 por ciento se comportan de una forma honrada. No es de extrañar que haya que contratar seguridad privada para reducir a este grupo de energúmenos en cuanto se pasen lo más mínimo, hay un peligro real y cuanto más control haya sobre ellos mejor.

Luego está la cantidad de horas que tienen que estar de pie a lo largo del día ya que suelen ser de media de 6 a diez horas, haciendo sentadillas o bailando en la barra, sin duda es otra forma de hacer ejercicio y de estar en forma, pero con el tiempo tu cuerpo y tus rodillas se resentirán y ese desgaste pasará factura en sus cuerpos en un plazo medio.

Por otro lado, la música del DJ siempre está a todo volumen y dicen que sus articulaciones se resienten por las vibraciones, además de que la música tan alta suena como un tenedor en un triturador de basura.

Para concluir, decir que la gran mayoría de los clientes van borrachos y tienen que soportar sus insultos o vejaciones, ellos realmente piensan que van a ligar y en su estado llegan a creerse que las están seduciendo, pero obviamente es falso.

Indudablemente el oficio de stripper tiene sus beneficios porque está bien pagado y a las chicas que les gusta bailar les encanta su profesión, pero no es oro todo lo que reluce y tenemos que ser conscientes de que no es lo mismo ser bailaria erótica que prostituta...

more ...